7 consejos para combatir las alergias primaverales

alergia primaveral

Ya llegó la primavera y para algunos, la alegría de sentir olor a flores y temperaturas más cálidas, pero para otros comienzan las temidas alergias primaverales.

Estas se definen como una respuesta del sistema inmune al entrar en contacto con agentes alérgenos, como el polvo, el polen, los ácaros, entre otros, que viajan por el aire y que son invisibles al ojo humano.

Más allá de los remedios habituales o recetas caseras, la importancia de mantener nuestro hogar limpio y bien ventilado es una de las prioridades para combatir las alergias de primavera.

El viento transporta pequeñas partículas que se adhieren a las superficies de una casa o departamento, por lo que se recomienda la ventilación por periodos cortos.

A continuación te dejamos algunos consejos que puedes aplicar en casa:

  1. Mantener tu casa libre de polvo: es muy importante remover el polvo para tener un hogar más saludable y libre de las sustancias que producen alergia. Utiliza trapos húmedos para limpiar  muebles y cualquier otra superficie. El objetivo es atrapar el polvo y no que se levante.
  2. Si tienes mascota, es muy importante aspirar el pelo de gatos, perros u otros animales que muchas veces quedan pegados en sillones o en los cubrecamas.
  1. Evita la escoba y los plumeros, y usa la aspiradora para el suelo, los sofás, las sillas. Limpia con regularidad, sobre todo si tienes mascotas. Si eres alérgico, recuerda ponerte una mascarilla cuando limpies.
  1. No dejar la ropa secando afuera: las partículas que viajan en el viento pueden terminar pegándose a todas las prendas que tengas colgadas, por lo que después terminarás teniendo contacto directo con ellas.
  1. Desinfectar las superficies del baño: la humedad trae moho y éste es uno de los mayores desencadenantes de la alergia. Por esta razón, es importante preocuparse sobre esta zona del hogar que tiende a estar más expuesta a la humedad.
  1. Los peluches, alfombras, cortinas y cojines acumulan ingentes cantidades de polvo, por lo que son grandes focos de alergias. Si no quieres deshacerte de ellos, lávalos o límpialos con frecuencia.
  1. Evitar lugares con vegetación abundante: evita salir al aire libre cuando la cantidad de polen esté más elevada y trata de no ir todos los domingos al parque, sobre todo cuando la alergia te está comiendo viva. Durante los meses más críticos, mantén tus plantas fuera de los lugares donde pases mucho tiempo y pídele a alguien más que se haga cargo de ellas.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos en Redes Sociales

Lo + Reciente

Más Noticias

Ir arriba