Ejemplares de ñandú en peligro de extinción volvieron a su hábitat en la Patagonia chilena

Una nueva jornada de liberación se vivió en el Centro de Reproducción del Parque Nacional Patagonia: 14 jóvenes ñandúes fueron liberados a la vida silvestre, lo que aumenta las esperanzas para la recuperación de esta especie que se encuentra en peligro de extinción a nivel local y que cumple un rol fundamental en las pampas como dispersor de semillas.

Junto a liberación de otros 12 individuos en mayo, este será el año en que más ñandúes serán introducidos al medio silvestre desde que comenzaron las liberaciones en 2017, gracias a una donación de charitos (o polluelos) que hizo Reserva Quimán, los que fueron trasladados desde Futrono (región de los Ríos) al Parque Nacional Patagonia.

El director del programa de Rewilding, Cristián Saucedo, explica que estas liberaciones sumadas a “diversas acciones de protección de la especie como la presencia de guardafaunas, retiro de cercos, control de caza, remoción perros y el trabajo colaborativo con múltiples actores locales como Carabineros, el Ejército de Chile, CONAF, SAG y la comunidad en general, se ha permitido un incremento sostenido de la población de ñandúes en más de tres veces, alcanzando aproximadamente los 70 ejemplares y un aumento de más del 30% del área ocupada por la especie al interior del Parque Nacional”.

En tanto que el director ejecutivo de Conaf, Rodrigo Munita, sostiene que “este programa permite reintegrar esta especie a un ambiente donde, debido a diversos factores, fue desapareciendo”. La liberación de ñandúes a la vida silvestre es la última etapa del ciclo reproductivo que se vive en el Centro, el que incluye la época de apareamiento de individuos reproductores y la incubación de huevos, nacimiento de polluelos, crianza y aclimatación de charitos

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos en Redes Sociales

Lo + Reciente

Más Noticias

Ir arriba