Senadora de Magallanes ofició al Gobierno para que la región tenga toque de queda desde las 22 horas

La parlamentaria, Carolina Goic, ofició a los ministros de Interior, Salud y a la Subsecretaria de Prevención del Delito, argumentando que “la región hoy está con buenos índices respecto de la pandemia”.

En el oficio, la parlamentaria explica que además de la diferencia horaria que rige respecto del resto del país, que obedece a razones bien fundadas, en Magallanes los números de la pandemia han mejorado, lo que permite que no se acorte el toque de queda y se mantenga en las 22 horas del horario local.

“Esta distinción (horario distinto en Magallanes) no obedece a un capricho, sino a las condiciones de luz natural que existen en nuestra región, cuyos efectos en la salud de las personas han sido ampliamente estudiados y que cuentan con un gran respaldo ciudadano. El horario diferenciado es una demostración de la posibilidad de tomar medidas adecuadas a las realidades regionales, sin romper la lógica de un Estado unitario, sin castigar a una región que tiene características geográficas especiales como zona extrema y aislada en función de la realidad del resto del país”, establece en una de sus partes el documento.

El oficio agrega que “hay que considerar que a lo largo de toda la pandemia la Región de Magallanes ha sido una de las que más tiempo estuvieron bajo cuarentenas, con todo el costo económico, social y emocional que eso conlleva para las personas. A su vez, creo que se debería tener en cuenta que los niveles de contagio han mejorado considerablemente, probablemente como resultado, entre otras cosas, del avance en el proceso de vacunación. Lo señalado ha permitido incluso la reactivación de la gastronomía y sector turismo, tan golpeado por la pandemia”.

De esta forma, la parlamentaria magallánica espera que el Gobierno acoja de buena forma la solicitud y el toque de queda en la región vuelva a ser a partir de las 22 horas.

En el oficio, la parlamentaria explica que además de la diferencia horaria que rige respecto del resto del país, que obedece a razones bien fundadas, en Magallanes los números de la pandemia han mejorado, lo que permite que no se acorte el toque de queda y se mantenga en las 22 horas del horario local.

“Esta distinción (horario distinto en Magallanes) no obedece a un capricho, sino a las condiciones de luz natural que existen en nuestra región, cuyos efectos en la salud de las personas han sido ampliamente estudiados y que cuentan con un gran respaldo ciudadano. El horario diferenciado es una demostración de la posibilidad de tomar medidas adecuadas a las realidades regionales, sin romper la lógica de un Estado unitario, sin castigar a una región que tiene características geográficas especiales como zona extrema y aislada en función de la realidad del resto del país”, establece en una de sus partes el documento.

El oficio agrega que “hay que considerar que a lo largo de toda la pandemia la Región de Magallanes ha sido una de las que más tiempo estuvieron bajo cuarentenas, con todo el costo económico, social y emocional que eso conlleva para las personas. A su vez, creo que se debería tener en cuenta que los niveles de contagio han mejorado considerablemente, probablemente como resultado, entre otras cosas, del avance en el proceso de vacunación. Lo señalado ha permitido incluso la reactivación de la gastronomía y sector turismo, tan golpeado por la pandemia”.

De esta forma, la parlamentaria magallánica espera que el Gobierno acoja de buena forma la solicitud y el toque de queda en la región vuelva a ser a partir de las 22 horas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos en Redes Sociales

Lo + Reciente

Más Noticias

Ir arriba