Agrupación Mujeres Patagonas: “Tenemos la esperanza de que el turismo vuelva a la normalidad”

La pandemia mundial generada por el Covid-19 ha producido un impacto profundo en el empleo nacional. Las mujeres han sido las más afectadas, con casi un millón de nuevas cesantes durante el primer año de crisis. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, la baja participación laboral femenina se profundizó en este periodo. En el trimestre de octubre-diciembre de 2020, solo 4 de cada 10 mujeres en edad de trabajar estaban ocupadas formalmente, mientras que en hombres el promedio fue de 6 de cada 10. Durante ese mismo periodo, un 33,9% de las mujeres declararon no participar en el mercado laboral para privilegiar el cuidado de su familia y el trabajo doméstico no remunerado

  Cynthia Aguilar es vicepresidenta y vocera de Mujeres Patagonas, agrupación de Puerto Natales reúne a 22 mujeres que emprenden y trabajan principalmente en el rubro del turismo, uno de los que más ha visto mermada su participación por la crisis sanitaria. Aguilar detalla cómo esta sociedad -que suma cinco años operativa- ha enfrentado la debacle económica en la zona y la proyección para la nueva temporada, considerando el paso a la fase Apertura Avanzada y las libertades para los turistas. Además, destaca las cualidades de las mujeres magallánicas en el campo laboral. 

¿Cómo les ha afectado la pandemia a Mujeres Patagonas durante este último periodo?

Esta pandemia ha sido desastrosa en el tema económico. Somos un grupo de 22 mujeres que aportamos económicamente a nuestros hogares, trabajamos de forma independiente cada uno con su rubro, que principalmente está todo enfocado al turismo, una de las mayores actividades económicas en Puerto Natales. Algunas han tenido que reinventarse, porque vendían un servicio que lamentablemente sin visitantes es imposible vender. Otras tuvieron que cerrar sus giros definitivamente. Hemos estado remando y tratando de sacar adelante nuestro negocio, buscando por aquí y por allá para subsistir. 

Yo tengo alojamiento. Empecé a buscar por contactos, ofreciendo servicios para empresas. Al principio con harto miedo por las condiciones sanitarias, tenía desconfianza. Pero se dio bien. Llegaron un par de empresas a las que les tuve que ofrecer de todo, porque acá no hay lugares donde comer y es muy poco el delivery. Les di el servicio completo: alojamiento y comida. Traté de manejarme lo mejor posible para tener clientela y así me pude sostener en invierno. 

Venimos trabajando hace muchos años por el turismo. Antes había mucho movimiento, pero en pocos meses. Uno tenía que prever eso para subsistir el resto del año. Se venía visualizando más movimiento en invierno, la gente se atrevía a venir, pero todo eso terminó hasta que llegó la pandemia. 

¿Encuentran suficientes las ayudas estatales?

En el grupo al que pertenezco son pocas las que han recibido ayuda porque muchas no califican. El Estado sabe que el turismo es un sector vulnerable. Nos afecta todo, no solo la pandemia; las crisis económicas de otros países, los incendios forestales y las catástrofes en otras partes del mundo. No somos tomados en serio como debería ser. El turismo aporta mucho a la economía y a la zona.

En los primeros 12 meses de pandemia casi un millón de mujeres perdió su empleo. ¿Cómo ve este panorama en Puerto Natales y la región?

Es catastrófico. Hay muchas mujeres que sostienen sus hogares ya que son el principal aporte en sus casas. Ha sido muy difícil, muy duro, pero también hemos sacado fortaleza. Las mujeres somos muy emprendedoras. Por eso ahora está tan en boga la independencia y el empoderamiento. Se ha demostrado que las mujeres podemos sacar adelante un negocio y autosustentarnos. La mujer cuando da empleo es muy buena pagadora porque es consciente de que es necesario incentivar. Somos menos remuneradas que los hombres, incluso en los mismos cargos, por eso tienen más conciencia al ofrecer un empleo y van un poco más del mínimo, motivando a la otra persona, sobre todo si es mujer.

¿Qué planes tienen ahora que aumentan las libertades para los turistas y el paso a Apertura Avanzada en Magallanes?

Se están haciendo hartas actividades. La Cámara de turismo se está moviendo bastante, la municipalidad también para hacer una campaña de lanzamiento de reapertura. Estamos en eso, pero no sabemos cómo va a reaccionar la apertura de las fronteras, si la gente se va a animar a venir. Estamos bien esperanzadas por la baja de contagios. Es auspicioso el panorama, pero está la incertidumbre. Se están reabriendo negocios cerrados, la gente está motivada. Estamos con muy buenas energías, sin embargo, hay presión porque el turismo no es algo que se pueda reactivar de un momento a otro. Se necesita un proceso, hacer campaña, publicitar, decirle a la gente que estamos operativos. Vamos contra el tiempo. Ahora en noviembre se va a abrir la frontera y tenemos la esperanza de que el turismo vuelva a la normalidad. 

¿Cómo proyectan los próximos meses?

Estamos ansiosas y bien esperanzadas en que el turismo se reactive. Ya son dos temporadas con poca actividad. Este periodo de reactivación será para pagar deudas atrasadas y juntar plata porque no sabemos qué va a pasar adelante. Como mujeres patagonas estamos más reafirmadas que nunca. Nunca perdimos el contacto. Hicimos hasta canastas familiares cuando el tema estaba difícil y nos visitamos con las medidas pertinentes. Así nos mantuvimos unidas como el gran grupo de mujeres patagonas que somos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos en Redes Sociales

Lo + Reciente

Más Noticias

Ir arriba