Tom Cruise, un actor eterno que se mantiene en las carteleras de Magallanes

¿Qué come Tom Cruise?

Es la pregunta que no pocos se hacen por estos meses, sobre todo después del estreno de “Top Gun: Maverick”. Decimos, además del buen cirujano plástico que se consiguió el eterno Tom, algo especial debe comer, ¿no?

Cuando en Punta Arenas y Puerto Natales se continúa exhibiendo su éxito de taquilla, vale la pena preguntarse superficialidades como esta.

Hace 17 años Cruise saltaba como un loco en el sofá de Oprah Winfrey y unos cuantos se preguntaron lo mismo.

El prestigioso diario The Guardian tituló uno de sus artículos como “What’s eating Tom Cruise?” en 2005 para dar paso a un profundo análisis de su trabajo y personalidad.

El año pasado el mismo diario acompañó a comer pollo al curry al actor. Para asombro del periodista, Tom no se comió un único plato de abundante pollo al curry sino que pidió uno tras otro y se los engulló sin más.

Cruise ha envejecido mejor que nadie entre los varones de Hollywood. Es un hecho. Tal vez gente como Brad Pitt podría seguirle el paso, pero su crisis con Angelina Jolie, ubicó algunas arrugas de más en su frente. Pitt fue capaz mostrarse hermoso y caído en una antológica serie que le hizo la revista GQ en el desierto en 2017. Rara venganza publicitaria.

Pero volviendo a Cruise, el periodista Stuart Heritage lo acompañó por Birmingham y quedó estupefacto por la cantidad de comida que era capaz de ingresar al cuerpo de Cruise.

“Tom Cruise no solo se come un pollo tikka masala cuando pasea por Birmingham, sino que inmediatamente se sirve otro después. ¿Ha habido algún hombre que sea más marca?”, indicaba el artículo en cuestión.

La pregunta es una forma de expresar que Cruise encarna al hombre marca más importante del mundo y tal vez de la historia del cine. Su energía sin tiempo encuentran una metáfora posible en su banquete oriental.

Mientras tanto en las carteleras sigue el rostro invariable –o levemente- del galán.

Uno podría confundirse de fotografía. Es el único sobreviviente en toda su realeza de aquel clásico del cine bélico, “Top Gun”.

Los demás han quedado atrás. Kelly McGillis abandonó el barco del cine hace muchos años, en tanto que Val Kilmer, que interpreta un pequeño papel, padece las secuelas de un cáncer en su vida real.

Curiosamente o no, Cruise despide a Ice Man en Maverick. Como anticipándose a otro argumento, el actor entierra con honores a su antiguo rival de la ficción.

Tom Cruise es una paleta de intensidad. Quién podría negarlo. A su pasión por estar enamorado, se le suma su devoción por la Iglesia de la Cienciología y los éxitos de taquilla. De hecho, Maverick ya avanza rauda hacia los USD 1000 millones de facturación. Un récord de récords.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Ir arriba